KINTSUGI PERSONAL Y RESILIENCIA

KINTSUGI PERSONAL Y RESILIENCIA

21 agosto, 2020 Autoconocimiento Coaching Empoderamiento Personal Liderazgo en general 0
Kintsugi personal

KINTSUGI PERSONAL Y RESILIENCIA

El “Kintsugi personal”© es un proceso cuyo propósito es exactamente el mismo que el Kintsugi como actividad artesanal de reparación de objetos, pero aplicado a las personas.

La palabra Kintsugi proviene del arte japonés de reparación de las piezas de cerámica con resinas mezcladas con polvo de metales preciosos (oro, plata y platino).

Atiende a la filosofía japonesa de respeto a la historia de los objetos. Así como poner en valor su resiliencia, al reparar dichas roturas con un material que le aporta mayor resistencia y al mismo tiempo destaca su nueva belleza.

Precuela.

Mi pasión por lo oriental siempre me ha llevado a conectar muy directamente con las peculiaridades filosóficas del modo de vida calmado y consciente de Oriente.

Desde ahí comencé con mi interés por el Feng Shui, allá por los 80, cuando en España buscaba libros en castellano sobre el tema y no sabían ni como se escribía la palabra.

Años después, apareció el Kintsugi. E inmediatamente lo asocié metafóricamente al ser humano y al hecho de poder destacar la belleza de la resiliencia ante los hitos vitales.

En occidente existe una cultura muy marcada de sustituir y tirar aquello que envejece, se deteriora o se rompe. No tanto de reparar y honrar la utilidad pasada y las nuevas propiedades de lo reparado (resiliencia).

Es desde ahí, desde poner el foco en el ser humano y su desarrollo, que no está desconectado de todo lo demás, que me planteé conectar aquellas herramientas de autoconocimiento y desarrollo humano en un proceso de “Kintsugi personal” para acompañar en la reparación y el fortalecimiento de las personas con roturas vitales.

EL KINTSUGI COMO PROCESO PERSONAL.

Lógicamente parte de un momento de rotura o ruptura.

Esa rotura puede producirse en cualquier ámbito de la vida:  en los valores, en las creencias, en las relaciones, en el desarrollo profesional, en las pérdidas emocionales, económicas o de salud.

En cualquier asunto donde se produzca una crisis, es posible la reparación.

El propósito del proceso sería esa reparación, mejorando su resiliencia y una nueva belleza (apreciación valiosa de lo creado).

Modelos de Procesos:

  • Kintsugi de valores
  • Kintsugi de imagen personal y septenios
  • Kintsugi vocacional, profesional y de propósito
  • Kintsugi de relación de pareja
  • Kintsugi familiar

La diferencia estaría en el origen de la rotura, o el ámbito vital donde se ha producido. Lo que llevaría a realizar procesos con caminos y destinos diferentes según la rotura a reparar. Aunque siempre con el mismo propósito.

No es objeto de este post extenderme sobre el “cómo”, aunque al final haré una reseña, puesto que cada ruptura se produce con diferente cantidad y forma de fragmentos. Y como tal, corresponde un proceso personalizado que atienda a su genuidad.

Los 7 pasos del Proceso

Estos 7 pasos serían los mismos para los distintos procesos posibles.

  1. Rotura
  2. Darse cuenta de la rotura
  3. Sostenerla y abrazarla
  4. Entender el mensaje
  5. Recoger y observar los pedazos
  6. Elegir la forma de unirlos
  7. Realizar consciente y ordenadamente esa unión

Para ello es necesario conocer la historia personal, el momento de la ruptura, la fuerza de esta, si están visibles y accesibles todos los pedazos, si falta alguno, etc.

También es muy importante que el proceso de recogida, sostención y observación de los fragmentos sin unir sea suficientemente consciente, para así poder realizar la reparación con garantías sobre su resiliencia.

EL PARA QUÉ DE CADA PROCESO

 

Kintsugi de valoresKINTSUGI DE VALORES

Es un proceso indicado cuando cualquier circunstancia ha puesto en cuestión nuestro orden de valores. O incluso cuando ha quebrado uno que sustentaba de modo fundamental nuestra vida y nos quedamos desorientados.

KINTSUGI DE IMAGEN PERSONAL Y SEPTENIOS

Este proceso busca alinear lo que hago y la imagen que transmito, con lo que realmente Soy.

La intención es poner el Ego al servicio del Ser y no al contrario.

En determinados ciclos de la vida, nos desajustamos, y sin saber muy bien cómo, nos surge una incomodidad con nosotros.

Hay quien lo etiqueta como “la crisis de los 40” o cualquier otra etiqueta.

Realmente supone una necesidad de parar y revisar si estamos actuando en automático, dejándonos llevar, o elegimos nuestras acciones y consecuencias.

En este proceso vamos a partir del planteamiento de la antroposofía, en lo que tiene que ver con los distintos septenios y su propósito vital.

KINTSUGI VOCACIONAL, PROFESIONAL Y DE PROPÓSITO

Durante nuestra madurez, más pronto o más tarde, nos llegan algunas preguntas:  ¿Para qué estoy aquí? ¿Soy feliz con lo que estoy haciendo? ¿Cuál es mi propósito vital? ¿El Para qué de mi trabajo tiene un propósito que está en congruencia con mis valores? ¿Habría alguna otra actividad o profesión que me permitiera materializar mi propósito vital? ¿Qué tipo de contribución a la vida me haría sentirme feliz y pleno?.

Estas y muchas otras preguntas serían las que habrían servido para provocar la ruptura de las «seguridades», y cada respuesta formaría parte del adhesivo que una los pedacitos.

En la reconstrucción (kintsugi) prestamos atención especial a las vulnerabilidades y rediseñamos, pieza a pieza, el resultado final con sus nuevas fortalezas.

kintsugi de parejaKINTSUGI DE RELACIÓN DE PAREJA

Durante la vida de una relación de pareja surgen conflictos que rompen el patrón original de constitución de la misma.

Es importante reflexionar sobre el principio sistémico de que lo que sirve para crear un sistema, no es lo mismo que sirve para mantenerlo.

Actualmente resulta relativamente fácil apartarse de esa relación y continuar en solitario, o con otra relación.

Esto no es ni bueno ni malo, pero sí es fundamental desarrollar la resiliencia en este ámbito, realizando un proceso consciente de reparación o despedida. Con la peculiaridad de que la despedida se realiza desde el objeto reparado con las nuevas cualidades.

Kintsugi familiarKINTSUGI FAMILIAR

Es un proceso cuyo objeto es reparar las conexiones dañadas en el ámbito familiar. Tanto las ocurridas en la generación presente, como las que vienen de generaciones anteriores y marcan lealtades que nos atrapan y no nos permiten ser felices.

El genograma es la herramienta principal durante este proceso.

 

EL CÓMO

Sólo como orientación para quien tenga interés, me gustaría destacar que el abordaje de estos procesos basa su estructura en el Coaching original, el que surge de la Mayeútica socrática, de trabajar con preguntas que lleven a la autoreflexión y el autoconocimiento.

Desde ahí, mi función es facilitar dinámicas sistémicas, configuraciones estructurales y otras herramientas de autoconocimiento, para que el cliente realice ese proceso consciente de Kintsugi del área o áreas de ruptura.

A partir de ahí se revelan respuestas que invitan a la toma de acción distinta.

Mi acompañamiento entonces está en sostener ese proceso, para que la transformación no se quede en lo aparente (remediativo), sino que se produzca en lo profundo (generativo).

Si algo de lo que he compartido en este post te genera alguna duda, pregunta o comentario, te agradecería mucho que me lo hicieras llegar. Entre todos construimos el conocimiento, incorporamos y corregimos para ser mas útiles.

📩 mail: ascension@aktua3.es

Te deseo espacios de reflexión compartidos.

Ascensión Garrido Garres

Facilitadora sistémica y Coach transformacional .

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.