Liderazgo Samurai, un liderazgo reflexivo.

Liderazgo, Empoderamiento, Mobbing, Coaching Valencia

Liderazgo Samurai, un liderazgo reflexivo.

30 junio, 2020 AutoLiderazgo posts Empoderamiento Personal Liderazgo en general Liderazgo Sistémico posts Sucesión Familiar Empresas y PYMES 0
Liderazgo Samurai

LIDERAZGO SAMURAI, un liderazgo reflexivo.

Hace un año me llamó la atención un libro porque su título reflejaba exactamente el tipo de liderazgo en el que creo, el Liderazgo Samurai, un liderazgo reflexivo.

No conocía al autor, ni su CV, ni su obra, pero me llamó la atención el título:  “Samurai, el que lidera sirviendo”  (Ed. Kolima) y me lo llevé a casa, dejándolo en mi montañita de “libros pendientes”.

Hoy, un año después, al observar la situación actual y la falta de liderazgo al servicio en casi todos los ámbitos, tanto entre los empresarios, los políticos u otros líderes de colectivos que ejercen desde el potestas; me puse a buscarlo y priorizarlo de mi montañita de libros pendientes y empecé a leerlo.

Allí estaba todo lo que yo valoro necesario para entrenar la consciencia de un líder.

Desde mi punto de vista, describía el tipo de liderazgo más necesario en este aquí y ahora.

El libro ofrece un enfoque distinto a la idea que se tiene del Samurai como guerrero. Ya que el auténtico significado de Samurai es «el que sirve».

Realiza analogías entre la actitud del Samurai, en los distintos momentos de su quehacer y la de un líder de cualquier ámbito (organización, empresarial o político).

LAS 4 ARTES DEL LIDER

Destaca cómo claves 4 “artes” necesarias para ese equilibrio reflexivo, que lleva a un líder a ejercer como tal.

  1. El KYu Do. El arte del arco. El arte de lanzar propuestas.
  2. El Ai Ki Do. El arte de aprovechar la fuerza del otro. El arte de lanzar preguntas.
  3. El Yoroi. El arte de la armadura perfecta. El arte de tomar decisiones y entrar en acción protegidos y a la vez poderosos.
  4. El Gunbai. El arte del abanico. El arte de la buena crítica.

 

Un líder Samurai necesita dominar estas 4 artes. Ya que cada una le proporciona equilibrio y poder de influencia. Pero siempre desde el liderazgo al servicio.

Las analogías que hace el autor, Enric Lladó, son una delicia.

Explica escuetamente, pero en profundidad, la raíz de cada una de las artes y cómo favorecen a la actitud de liderazgo al servicio.

Personalmente me conecta con lo que podría ser un enfoque del liderazgo sistémico desde la filosofía oriental, con el Coaching integrativo y con la actitud Gestáltica.

Son distintos enfoques, pero todos ponen en valor la atención, la congruencia, el respeto a uno mismo y al otro y la generosidad en el hacer, desde el autoconocimiento.

Kyu DoKYU DO(*)

Este arte es fundamental a la hora de avanzar en cualquier campo.

Lanzar propuestas, meditadas, pero no encorsetadas.

Lidera quien pone encima de la mesa propuestas a debatir, aceptando su modificación y discusión.

No lo hace quien critica sin aportar.

No se queja, sino propone.

“Porque lo máximo que puede conseguir quien se queja es una disculpa, pero lo máximo que puede conseguir el que propone, es lo que ha propuesto”

 

Ai Ki DoAI KI DO

Creado para trascender la violencia y aprovechar la fuerza del otro, transmutándola en preguntas enfocadas a soluciones. Es el arte de preguntar.

Es una forma de mediación poco intervencionista, y muy empoderadora para ambos lados.

La utilización de la “razón” y el “silencio” con maestría, desactiva la visión ciega del Ego.

“Pocos dan valor al otro en primer lugar, porque pocos son los que tienen valor suficiente”

 Y sobre todo haciendo Irimi, que significa entrar desde la búsqueda del contacto pleno. Sólo desde ahí se puede liderar el movimiento del otro.

“Quien primero escucha atentamente una propuesta, después la repite para asegurarse de que la ha entendido y finalmente da las gracias de manera sincera, entra en contacto pleno con la propuesta y se conecta con el otro. Desde ahí ya puede preguntar.”

YoroiYOROI

De este arte de tomar decisiones, son la templanza y el equilibrio las que dan garantía de haber hecho lo mejor posible. Con la mayor consciencia y el menor riesgo.

Minimiza la impulsividad y prisa actuales. Y pone en valor la reflexión necesaria para tomar decisiones protegido, pero no paralizado.

“Una buena decisión requiere utilizar la cabeza para ser razonable, emplear el corazón para encauzar las emociones, y hacer uso de las piernas para llevarla pronto a la acción.”

Gunbai GUNBAI

El arte de la buena crítica. Es necesario añadir el adjetivo “buena” a la palabra crítica. Sencillamente por una razón cultural, ya que la palabra «crítica» actualmente está cargada de connotaciones negativas o descalificadoras, que se han adherido a ella, modificando su sentido original.

Gunbai supone la “lucha con abanico” (dialéctica cuidadosa), que al mismo tiempo transmite señales que puede suponer un arma de defensa o ataque.

En este arte, la Intención y la Ceguera marcará el camino para entrar en la buena crítica o para hacer una crítica destructiva.

Ser consciente de que “no nos vemos, nos ven.” Solicitar la mirada del otro.

“Por ello, quien ayuda humildemente a otro a conocer su verdad cumple con su responsabilidad, y aunque parece que está sirviendo, en realidad está liderando.”

La discusión es un punto importante, aunque actualmente, por economía del lenguaje y en ocasiones por falta de preparación, supone un obstáculo de comunicación.

La dificultad para que sea útil tiene su origen en las señales de humo que suponen las generalizaciones, lo impreciso, lo genérico o lo que provoca confusión.

Así se origina la discusión y entonces no procede entrar en una crítica que siempre será estéril.

Por ello el líder Samurai empleará el arte del gumbai describiendo comportamientos y consecuencias de modo muy concreto y con detalle. Sólo le interesa reflejar hechos, ni opiniones ni juicios.

“Nadie le discute lo indiscutible”

Actitud del Líder

Para terminar este post, quiero destacar algo que me pareció fundamental. Y es el Harakiri, aunque sea figurado. Una acción que el buen Líder Samurai no permite.

Permitirlo supondría vicio de venganza y no arte del gunbai.

Me decía un hombre sabio: “Siempre debes dejar una salida honrosa a toda persona.”

“El Samurai es capaz de sentir el dolor del otro casi antes de que el otro lo sienta y le pone remedio casi antes de que aparezca.»

«Sirviendo al otro de humilde apoyo consigue que el otro avance. Es por esto que cuando sirve, en realidad está liderando.”

 Resumir esta filosofía de Liderazgo sería hacerlo desde las palabras: humildad y respeto.

Los egos priorizados, el fanatismo de “seguir” inflexiblemente una idea, posiblemente te indique que te estás equivocando de “señor”.

“El que emprenda el camino enfrentándose al mundo, siempre acaba derrotado. Porque pretende comerse una katana a mordiscos.”

Para ser buen líder, necesariamente has de ser buen seguidor.

Todos somos líderes y seguidores a un tiempo. Y en este acto voluntario y reflexivo de elegir al “señor” (persona, valor, o idea al que sirves) los valores personales precisan estar alineados, priorizados y en congruencia con las acciones a las que ese “señor” te lleva.

“Escrito queda que solo aquel que sirve, es quién puede liderar y que aquel que lidera, es solo porque está sirviendo.”

El buen liderazgo es el único posible y generador de cambios ecológicos. Para mí es fundamental en la construcción de una sociedad más justa y feliz, con personas actuando desde su talento y en congruencia con sus valores.

Para contribuir en la medida en que soy capaz, ofrezco mentoría, coaching, consultoría y formación desde ese enfoque para quienes decidan transformar su liderazgo en este sentido.

En otoño 2020 realizaré talleres presenciales (si las circunstancias lo permiten) y también online (para poder llegar a otros lugares).

Si te interesa contáctame.

(*) Imágenes tomadas del libro «Samurai, el que lidera sirviendo» de Enric Lladó

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.